El Cardenal Carlos Aguiar Retes visita Mano Amiga Zomeyucan

Visto 380 veces

El pasado 28 de marzo, Mano Amiga Zomeyucan fue bendecido por la visita pastoral del Cardenal Carlos Aguiar, arzobispo de Tlalnepantla; y los obispos auxiliares Mons. Efraín Mendoza Cruz y Mons. Jorge Cuapio Bautista.

Una visita pastoral es un momento de gracia y bendición en que los pastores de la Iglesia son recibidos por las escuelas que forman a sus alumnos en la educación católica y defienden los valores cristianos y humanos. Po lo cual, desde un día antes, toda la comunidad del Colegio con ilusión comenzó a preparar todos los detalles para que Monseñor se sintiera como en casa en Mano Amiga.

¡Finalmente llegó el tan esperado día! El Dr. Javier Vargas Diez Barroso, Director General de los Colegios Mano Amiga, y la Lic. Anna Paula Dahuss Sánchez, Directora de Mano Amiga Zomeyucan, saludaron y dieron la bienvenida al Cardenal.

Los más pequeños del Colegio hicieron una valla hasta la puerta con una flor en mano para recibirlo, al tiempo que todos los alumnos emotivamente entonaban con alegría el himno de Mano Amiga. Todos los presentes estaban profundamente conmovidos por la letra del himno y sus lindas voces, sintiéndose orgullosos de ser parte de esta familia ya sea como alumno, profesor o empleado.

Alumnos, maestros y padres de familia lo esperaban bajo la gran carpa blanca que se colocó en el patio, todos a la expectativa del mensaje que traería Monseñor Aguiar. Luego de su llegada, dio inicio la santa misa que fue concelebrada por los obispos y sacerdotes que lo acompañaban. Se trató de una celebración muy emotiva, fue inspirador ver a los alumnos atentos en todo momento gracias a que el Espíritu Santo realmente estaba presente.

El mensaje fue claro: “Jesús es esa agua nueva que tenemos que beber para renovarnos”. El cardenal expuso a los niños y demás participantes, la forma más eficaz de buscar y encontrar a Jesucristo, el agua que da vida. Al final de la celebración Monseñor Aguiar regaló un libro de bolsillo con los evangelios, otorgó la bendición y puso de tarea a todos los presentes llevar el mensaje del evangelio a sus familiares.

A continuación, alumnos de primero de primaria presentaron una pequeña obra titulada “La oveja desobediente”, misma que fue representada y recibida con mucho cariño. Al final de la obra, el “Pastor” rescató a la oveja y se la entregó simbólicamente junto con un ramillete espiritual a Monseñor Carlos, quien estaba realmente enternecido con la actuación de los pequeñitos.

Los alumnos de secundaria tuvieron también una gran participación acompañados del profesor Alejandro, titular de la materia de Artes. Ellos entonaron con flauta las canciones “Mi Carnavalito”, “Submarino Amarillo”, “Himno a la alegría” y el “Cóndor pasa”. Complacidos y satisfechos, nuestros invitados escuchaban con atención tan armoniosa música.

Para cerrar el encuentro, alumnos, profesores, directivos y padres de familia se reunieron en equipos de trabajo con los obispos y el Cardenal. Así, estos últimos pudieron escuchar y dar respuesta a las inquietudes de todos los participantes en un acercamiento fraternal por parte de Monseñor. Todos los que estuvieron presentes salieron realmente conmovidos con el mensaje que recibieron.

Por último, se ofreció una pequeña recepción a los honorables invitados, en la cual degustaron algunos bocadillos y un delicioso vino.

Esta visita que pocas veces se tiene la oportunidad de recibir, dejó a todos notablemente cansados pero con un maravilloso sabor de boca, y sin duda eternamente agradecidos por tantas bendiciones.

 

¡Gracias Don Carlos, vuelva pronto!